Novedad: Ecce monstrum

Ecce monstrum: un bestiario contemporáneo es una recopilación de los mejores relatos de monstruos humanos (demasiado humanos) del autor revelación Nathan Ballingrud.

Parejas que tras veinte años de matrimonio tienen una relación zombie, machos alfa que un día se topan con verdaderos hombres lobo en bosques solitarios, expresidiarios que pueden enfrentarse a todo salvo a monstruos de río y a sus hijas adolescentes… Ecce monstrum es un descarnado bestiario de monstruos clásicos y de humanos monstruosos, de los más fieras bajezas humanas y de la salvación que proviene de aceptar nuestra bestia interior. Estos cuentos, premiados con el prestigioso Shirley Jackson Award, han convertido a Nathan Ballingrud en la nueva estrella del terror contemporáneo.

El libro saldrá a la venta entre mayo y junio del 2016, pero ya se puede reservar con descuento suscribiéndote a los libros de Fata Libelli:

¡Reserva tu suscripción!

Portada de Omar Moreno @mekanoide

 

¿Es la suscripción la vía de supervivencia del libro futuro?

En el mundo del libro, cada vez más amenazado por otras formas de ocio visuales e interactivas, muchos editores y emprendedores ponen una velita al santo de los servicios de suscripción.

Kindle Unlimited, Scribd, Nubico, 24Symbols, Oyster (tragada por Google Books)… la lista de servicios de suscripción que hoy en día se pelean por fidelizar al lector es larga y competitiva. Y es que en al pensar en la inestabilidad del mercado editorial actual y en un futuro donde el humilde texto plano deba competir con Youtube o los videojuegos, el futuro del mundo editorial (ojo, no del libro, sino del mundo profesional formado a su alrededor) parece quedar en entredicho. Grandes empresas como Amazon o Telefónica han puesto en marcha sus poderosos engranajes para ir solventando los infinitos problemas técnicos y legales que surgen a la hora de poner grandes catálogos en línea.

Pero además de estas grandes empresas, muchos pequeños editores también estamos volcándonos hacia la suscripción como una forma de supervivencia para proyectos independientes. Uno de nuestros favoritos, por ejemplo, es And Other Stories, un consorcio dedicado a traducir autores internacionales al inglés y que se vale de las suscripciones como medio de supervivencia para su arriesgado proyecto (que a uno de sus libros, Signs preceding de end of the world de Yuri Herrera, le hayan otorgado el premio al libro mejor traducido del año avala su trabajo).

En Fata Libelli también hemos trabajado siempre ofreciendo suscripciones anuales. En ellas, el lector paga por adelantado pero recibe a cambio un descuento en el precio total de los libros. Luego, va recibiendo los nuevos títulos como si números de una revista se tratara (siguiendo la gran tradición, claro, de las revistas de cuentos pulp y ciencia ficción que casi fundaron el género).

Este sistema de suscripción nos permite paliar una carencia importante de la edición solo digital con respecto a la edición en papel: en el sistema tradicional de venta de libros en papel, el editor suele recibir un dinero por venta en firme cada vez que el librero adquiere algunos de sus títulos, y con ese dinero el editor puede seguir publicando nuevos autores. En el sistema digital (aunque los costes de edición son infinitamente menores, claro) no contamos con formas de recibir dinero por adelantado para seguir invirtiendo en nuevos títulos… salvo por la suscripción, que llegado este punto también podríamos llamar “mecenazgo de los lectores”.

Este año tenemos abierta una nueva suscripción que incluye rebajas y regalos, si te interesa, puedes leer más aquí.

Mujeres + Edición + Ciencia ficción = ?

Prólogo de Fata Libelli sobre ficción, mundo editorial y mujeres escrito para Alucinadas II, la recopilación de cuentos de autoras de ciencia ficción publicado por Palabaristas.

La recién llegada universitaria que —llevada por el entusiasmo de la juventud y por un exceso de Bécquer— comete la temeridad de enrolarse en el estudio de la literatura, pronto se acostumbra a tratar los textos literarios como entes formales e inmateriales nacidos en la mente de un Gran Artista cuyas creaciones se vieron solo influidas por otros Grandes Artistas y, a lo mucho, por Grandes Acontecimientos Históricos (como guerras civiles, la llegada del Romanticismo, la pérdida de las colonias de ultramar y otros hechos de esos que sirven para marcar principios y finales de capítulo en los libros escolares de historia). Qué poco preparada está esa bisoña universitaria para la sorpresa que se llevará cuando, licenciatura y máster en mano, consiga tras mucho penar un trabajo como editora, y deba entonces vérselas con escritores más o menos exigentes, agentes agresivos, acomodados periodistas de suplemento literario, plazos de publicación imposibles, resmas de papel perdidas en la imprenta, correcciones de pruebas interminables, la amenaza del libro digital, las prisas por subirse al carro de la última tendencia literaria de libros escritos por colectivos radicales de instagrammers, etcétera. Seguir leyendo →