La fantasía bajo sospecha: el caso de Darko Suvin

Ya en otras ocasiones hemos hablado de las acusaciones de escapismo vertidas sobre los distintos modos de lo fantástico que se han utilizado para restarle cualquier importancia cultural, ridiculizar a los lectores o incluso desaconsejar su lectura. Capa y espada, pistolitas y láseres, magos y orcos, vaqueros en el espacio. Todo es caricaturizable y risible cuando se simplifica en exceso: así visto, Hamlet no sería más que la aburrida historia de un chalado al que se le aparece su padre después de muerto y que se pasa la obra dudando si vengarse o no. Seguir leyendo →