Tag Archives: Reggie Oliver

Historias de fantasmas y miedo a la muerte

Este prólogo del genial Reggie Oliver está extraído de Sic transit: cuentos de fantasmas, una inquietante recopilación de historias inexplicables.

Imagen para Sic transit de Omar Moreno

La historia de fantasmas es un artefacto muy antiguo y muy extraño. Tiene como propósito hablar de las alteraciones en lo que consideramos que es el orden natural de las cosas. El relato de tales alteraciones está destinado a provocar miedo o a turbar de algún modo al lector. Los sucesos inquietantes suelen tener una explicación, aunque rara vez es exhaustiva, y se busca que el lector acabe con una perdurable sensación de desasosiego que, paradójicamente, resulta en cierto modo agradable para la psique.

Hace no mucho tiempo estaba en una cena en la que nuestro anfitrión nos contó una historia de fantasmas «auténtica». Siendo estudiante en Oxford se hallaba una noche en sus habitaciones con un amigo cuando de repente las cortinas de su cuarto se agitaron como por un golpe de viento. Fue hacia las ventanas y se encontró con que estaban cerradas. Oyó que llamaban a la puerta, pero cuando fue a abrir, mi anfitrión no vio a nadie al otro lado del umbral. Más tarde aquella misma noche estaba en la cama cuando oyó algo que se rompía en la sala de estar. No se atrevió a salir del dormitorio, pero a la mañana siguiente descubrió que el espejo que colgaba sobre la chimenea se había hecho añicos sobre los adornos de la repisa y que después lo habían vuelto a poner en su sitio. Estos sucesos no volvieron a repetirse y la única explicación hallada fue una leyenda que corría por la universidad sobre un estudiante que, con el fin de suicidarse, había atado como pudo el final de una cuerda a la chimenea de la sala de estar de mi anfitrión, había pasado el otro extremo alrededor de su cuello y había saltado escaleras abajo desde su cuarto al patio interior. Seguir leyendo →

Reggie Oliver: el arte del relato

mrsm

If you want to read this interview in English, please follow this link.

Reggie Oliver es un respetado escritor, actor y dramaturgo. Como narrador, se ha especializado en escribir historias de fantasmas, o «historias extrañas», muy cercanas a las de M. R. James. En la recopilación titulada Sui generis se puede leer su historia de humor negro «La señora Medianoche», hasta ahora inédita en español. En Sic transit: cuentos de fantasmas también están disponibles algunos de sus mejores cuentos.

 

FATA LIBELLI: Eres actor y dramaturgo, escritor de relatos y novelista ocasional. Está claro que siempre te has sentido atraído por el arte narrar, pero ¿cuál de esas vocaciones fue la primera que te decidiste a seguir?

REGGIE OLIVER: La actuación fue mi primer amor y he sido, al tiempo que escritor y director, actor teatral desde hace casi cuarenta años. He hecho una obra para un solo actor basada en un par de mis relatos y, siempre que tengo la oportunidad, me encanta leer mis obras en público. Me recuerdo, de niño, contándoles historias de fantasmas a mis compañeros de colegio en el dormitorio de la escuela. Me anima pensar que Charles Dickens, un escritor a quien siempre he amado, sintiera también esta necesidad de identificar la escritura con la narración oral. Sus últimos años estuvieron dedicados a representar extractos de su obra ante grandes multitudes. Sin duda alguna esto lo condujo a su temprana muerte, pero ¡a mí no me importaría seguir su camino!

FL: Cuando comenzaste a escribir relatos, ¿eran relatos de horror-extraños-weird lo que te proponías escribir?

RO: Nunca planifiqué escribir siguiendo ningún género ni estilo en particular, simplemente tenía ciertas historias que contar y ciertas cosas que decir acerca del mundo tal y como yo lo veía; la obra final resultó caer muy oportunamente dentro de la categoría de lo weird o de la narrativa extraña. Seguir leyendo →

Reggie Oliver: The Art of the Short Story

mrsm

Si quieres leer esta entrevista en español, sigue este enlace.

FATA LIBELLI: You are a stage actor and playwright, as well as a short-story writer and occasionally a novelist. It is clear that you have always been inclined to storytelling, but which one of those vocations were your first inclined to pursue?

REGGIE OLIVER: Acting was my first love and I have been, alongside writing and directing, a professional actor now for almost forty years. I have done a one man show based on two of my stories and, whenever I am given the opportunity, I love to read my work aloud to an audience. I can remember telling ghost stories to fellow pupils in my dormitory at school at a very young age. I take heart from the fact that Charles Dickens, a writer whom I have loved from the first, had a similar urge to identify story writing with story telling. His last years were mostly devoted to performing extracts of his work to vast crowds. It undoubtedly brought about his early death, but I wouldn’t mind going that way!

FL: When you started writing stories, was it horror-weird-strange stories that you wanted to write?

RO: I never set out to write in any particular genre or style; I simply had certain stories to tell and certain things to say about the world as I saw it, and the work produced happened to fall conveniently into the category of weird or strange fiction. Seguir leyendo →

El weird: la historia del miedo (II)

Lovecraft

[[Sigue este enlace para leer la primera parte del artículo]]

Una vez resucitado o reanimado este interés por lo weird, cada vez más lectores inoculados con lo extraño ansiaban encontrar experiencias lectoras similares a la de Ligotti o beber del mismo pozo del que él ha bebido, siempre atentos en el foro de Thomas Ligotti Online para cazar una novedad o un viejo hallazgo que los satisfaga. En esa resurrección quizá también tenga algo que ver ese New Weird a cuya cabeza se sitúan Michael Cisco (uno de los primeros en adherirse al manifiesto), Jeff Vandermeer y China Miéville, que a pesar de su aparente modernización se puede interpretar como una vuelta a las raíces del weird, donde la distinción entre fantasía, ciencia ficción y terror no era tan elaborada como lo es hoy, pero sin la inocencia de pretender que las distinciones ya no existen. Y es que la palabra weird, como la palabra “gótico”, se ha estirado tanto que ha pasado de ser un género a ser una categoría estética.

Seguir leyendo →