中国科幻小说

En otras palabras, la ciencia ficción china se perfila como la próxima gran moda mundial del género y su heraldo es Liu Cixin.

A pesar de que en los próximos años vamos a oír hablar mucho de ella, la ciencia ficción es todavía un género menor en China, destinado en buena parte a lectores jóvenes, con un tufillo didáctico y publicado esencialmente en revistas especializadas.

Aunque, claro, “género menor” en un país como China quiere decir cosas como que la revista SFW (pieza clave en el desarrollo de la ciencia ficción china) calcula tener alrededor de un millón de lectores. O que el escritor Liu Cixin ha conseguido vender más de medio millón de copias de su trilogía The Three Body Problem* entre viejos amigos del género y lectores nuevos que antes jamás se habían acercado a este tipo de literatura. La esperadísima traducción al inglés del primer libro de dicha trilogía (a cargo de Ken Liu) será publicada a finales de este año, y su presumible éxito mundial facilitará sin duda que muchos autores de éxito en China sean también traducidos al inglés en los próximos años.

Y es que al igual que la expansión económica de Japón convirtió al país en un referente cultural en los ochenta y en fuente de inspiración para movimientos como el cyberpunk, el crecimiento actual de China hace prever que en breve se convertirá en una nueva potencia cultural internacional.

Por tanto, en previsión de que los próximos años marquen el comienzo de una edad de oro de la ciencia ficción en China similar a la que se vivió en Estados Unidos en los cincuenta, la emblemática revista Science Fictions Studies ha dedicado su último número a analizar la historia del género y sus implicaciones nacionales. Sobre todo porque la ciencia ficción (tal vez por las expectativas utópicas y las críticas sociales que proyecta) retrata mejor que ningún otro género la forma en que toda China lleva un siglo moviéndose aceleradamente para encontrar su futuro. Seguir leyendo →