Archive / Blog

RSS feed for this section

Fata Libelli: ahora o nunca

Espera, espera… ¿no me irás a decir que este el típico post de cierre de proyecto prometedor donde los creadores agradecen el apoyo general de los seguidores pero confiesan emocionados que las responsabilidades personales y la falta de recursos económicos les llevan a concluir que el proyecto es por ahora insostenible y que muchas gracias por todo? Seguir leyendo →

NOVEDAD: Videojuegos, ciencia ficción y relatos de Charles Yu

Videojuegos, ciencia ficción, metaficción, humor y drama en salvas de frases cortas, párrafos irónicos, historias tan divertidas como emocionantes. Una combinación que define el estilo de Charles Yu, autor estadounidense de ascendencia taiwanesa que damos a conocer gracias a nuestra última suscripción.

Portada de Omar Moreno

Superhéroe de tercera

Charles Yu (traducción de Silvia Schettin)

Hoy me llegó la carta y adivinad qué: todavía no soy superhéroe.
«Estimado candidato —no pinta bien—, el número de solicitantes cualificados este año —bla, bla, bla— ha sido muy superior a los —bla, bla, bla— disponibles…».
Examino la lista de la gente que sí lo ha conseguido. Muchos se licenciaron conmigo. La lista recoge la habitual selección de guapos y listos. La mitad lanzan bolas de fuego, otros fabrican hielo, una media docena son telépatas o empáticos. Un par con superfuerza, un cambiaformas, algunos cerebritos.
Y si hay algo que absolutamente todos tienen en común es que vuelan.
Yo no puedo volar. No puedo hacer gran cosa. Por otra parte, tampoco es que esté pidiendo mucho. No necesito ser una superestrella. Solo quiero un traje y una capa, trabajo estable, un sueldo que me llegue para llenar la nevera. Un seguro médico decente. Pero tendré que esperar otro año.
Al menos tengo la tarjeta que me acredita como uno de los buenos. Por ahora.

Cada mañana, al abrir los ojos, me vienen los mismos cuatro pensamientos:
1) No soy un superhéroe.
2) Tengo que ir a trabajar.
3) Si no tuviera que ir a trabajar, podría ser un superhéroe.
4) Si fuera un superhéroe, no tendría que ir a trabajar.
Durante un tiempo hice trabajos a tiempo parcial que me dejasen las tardes libres por si me llamaban para unas pruebas, pero aquello no prosperó y tuve que buscar un curro normal que me cubriese el seguro dental y de la vista. Ahora trabajo en los archivos de un importante bufete de abogados en el centro de la ciudad. Me gusta porque no tengo que hablar con nadie ni dar explicaciones si me ausento algunas horas. Simplemente digo que estaba por ahí entre las estanterías. Mis compañeros no saben que tengo pluriempleo. Creen que soy actor. Seguir leyendo →

El Verbum se hizo evento

Los calores del verano son menos si se pasan en un Burgos gótico, en una Madrid donde la Guerra Civil nunca tuvo lugar o de vacaciones en el espacio exterior.

Por eso, si estás en Madrid este sábado 15, te esperamos en el Aleatorio Bar a las 22 horas.

APÚNTANTE

 

Pilar Pedraza en “Verbum”

Así comienza el nuevo cuento de Pilar Pedraza que encabeza Verbum.

Lee un adelanto o reserva ya tu suscripción para leer esta antología antes que nadie, recibir regalos y apoyar un proyecto editorial independiente.

Eres una niña gótica. No sé qué voy a hacer contigo. Tienes que comer —se lamentaba mi madre con la acritud de quien nunca fue feliz y estaba dispuesta a que nadie del entorno lo fuera.

Con lo de «niña gótica» no se refería la pobre a ninguna tribu urbana o a ningún metropolitan style. Por aquellas fechas no había más gótico que el de las catedrales visitadas por los turistas, mayormente las de Burgos y Toledo. Pero en mi tierra los adultos llamaban góticos a los niños y niñas, sobre todo niñas, debiluchos, estudiosos y gafotas. Yo era las tres cosas, y además culpable, según mi familia, de serlo, y con un futuro más negro que la pez. […]

Pilar Pedraza, «La gótica», cuento inédito de próxima aparición en Verbum

verbum_3

Portada de Omar Moreno

Novedades: antología en castellano

Verbum es la primera antología de Fata Libelli en castellano (y la publicación número 13 en nuestro catálogo… no puede ser coincidencia).

Contará con relatos inéditos de Pilar Pedraza, José Antonio Cotrina, Jesús Cañadas, Roberto Bartual, Luis Carlos Barragán, Weldon Penderton, Ricardo Montesinos y Mauro Hinojosa. Contiene desde una historia de España revisitada, hasta acción espacial y quimeras genéticas.

El libro se pondrá a la venta próximamente, pero si quieres leerlo antes que nadie con descuento y apoyar nuestro proyecto editorial, ¡suscríbete!

La portada es, como siempre, de Omar Moreno.

verbum_3

Fata Libelli habla castellano

¿Tiene sentido apoyar la literatura de género solo con traducciones? Si estamos dispuestos a arriesgarnos por fomentar la lectura ¿no deberíamos contribuir a dar a conocer autores hispanos?

Fata Libelli nació como una editorial especializada en digital, cuentos de género y traducciones. Pero nuestro proyecto es fluido y por eso hace tiempo abrimos una convocatoria de recepción de manuscritos originales en castellano que poco a poco se fue transformando en una antología.

Esta primera antología en castellano contará con relatos inéditos de Pilar Pedraza, José Antonio Cotrina, Jesús Cañadas, Roberto Bartual, Luis Carlos Barragán, Weldon Penderton, Ricardo Montesinos y Mauro Hinojosa.

La presentación tendrá lugar en la Hispacon 2016, en el marco de la Eurocon de Barcelona. Pronto iremos informando con más noticias, portadas y presentaciones. Por el momento, si te interesa apoyar nuestro proyecto y recibir este libro antes que nadie, ¡suscríbete!

Monstruos sureños y escritores salvajes

Nathan Ballingrud es el nuevo nombre reverenciado por los amantes de la literatura extraña e inquietante. Para celebrar la salida en español de su recopilación de cuentos Ecce monstrum, el intrépido Félix García nos deleita con una entrevista sobre monstruos clásicos, horrores modernos, el nuevo cine de terror y el renacimiento del weird. Versión original en inglés disponible en Sense of Wonder.

DARKNESS_Demons_01-1050x700

FG: Vamos a empezar asumiendo que tanto tú como la mayor parte de autores y lectores actuales se vieron atraídos por primera vez hacia el horror literario por el boom comercial que experimentó el género en los setenta-ochenta (King, Straub, etc.). Sin embargo, muchos habéis acabado cultivando una literatura muy distinta a la de estos modelos formativos. ¿Cuáles crees que son las principales diferencias entre aquella época aparentemente dorada y ésta, que podríamos caracterizar, a falta de una etiqueta mejor, como “renacimiento weird”?

NB: Es una pregunta interesante, aunque no creo que tenga la perspectiva necesaria para responderla. Sospecho que la gente de la siguiente generación estará mejor posicionada para responderla. Una vez dicho esto, los escritores actuales tienen la ventaja de partir de la imaginación de sus predecesores. De la misma forma que ellos escribieron en respuesta a la generación que los precedió, nosotros escribimos respondiéndoles a ellos. Sólo somos la última intervención en una larga conversación.

FG: Por lo que yo sé, tus primeros cuentos comienzan a aparecer en revistas y antologías a mediados de la década pasada dando leña como Atenea recién salida de la cabeza de Zeus, o sea, sin que se perciba ningún tipo de periodo de aprendizaje. Y esto tras lo que me gusta imaginar como una vida lairdbarronesca desempeñando trabajos de camarero en Nueva Orleans y cocinero en plataformas petrolíferas. ¿Cómo llegas a la literatura en ese momento concreto de tu vida?

Como muchos escritores yo ya sabía que quería hacer esto desde que era un chaval. Por supuesto que he tenido un periodo de aprendizaje; lo que pasa es que decidí no proponer la mayoría de esas historias para su publicación, y tuve la suerte de que las que sí propuse fueron rechazadas en su mayoría. Así que aunque parezca que ocurrió de golpe, en realidad me llevó muchos años. Me siento agradecido, en cierto sentido, de que hubiera menos accesos a la publicación cuando tenía veinte años. No me gustaría tener que arrastrar el peso de esas historias tras de mí. Me di cuenta de eso bastante pronto; sabía que no estaba escribiendo el tipo de cosas que sentía que algún día sería capaz de escribir, así que decidí trabajar y vivir en los tipos de trabajos y lugares que pudieran ponerme en contacto con distintas maneras de ver el mundo. En algún momento de mis primeros treinta, sin siquiera pararme a pensarlo, me sentí preparado y empecé a escribir otra vez. Creo que es extremadamente importante para los escritores no aislarse del mundo que los rodea. Hay que mantenerse en contacto con el mundo. Es mucho más importante que estar al corriente de las últimas tendencias literarias. Seguir leyendo →

El breve pasado de la novela, el largo futuro del cuento

Prólogo a Ecce monstrum, un bestiario contemporáneo con relatos perturbadores sobre monstruos muy humanos de Nathan Ballingrud, que se puede comprar como parte de la suscripción anual

Novela vs cuento

Cuento: “¿Publicará usted mis cuentos?” “No”. Fin. * Tom Gauld

En la presentación de su primer libro de relatos, el crítico y escritor Alberto Olmos dejaba en bandeja un titular declarando que «el cuento corto es el cobijo ideal de la gente con poco talento». Es decir, que aunque hay grandes autores de relatos, al final cualquiera debería ser capaz de escribir cuentos hasta dar con uno o dos buenos, mientras que la tarea de afanarse por escribir novelas hasta dar con una o dos buenas pinta más bien imposible. Con el mismo argumento pero desde una perspectiva infinitamente más modesta, un maestro del cuento como Ray Bradbury era el primero en animar a los escritores noveles a perfeccionar el arte del relato antes de lanzarse a la novela: en su opinión, inventar un cuento al día permite aprender a escribir y enmendar los propios errores de forma rápida, mientras que querer arreglar una novela medio escrita era una descorazonadora trampa de tiempo y esfuerzo.

En este sentido, aunque el relato es un arte difícil de manejar con brillantez continua, hoy en día tiende a quedar retratado como un modesto ejercicio preparatorio para las formas largas. O en otras palabras, como el primo pobre de la novela. Lo cual nos lleva a la pregunta clave: ¿por qué hoy en día tantos escritores (si no todos) sienten que escribir una novela es el rito de paso de su carrera, un requisito imprescindible para considerarse escritores «serios», autores comme il faut? Seguir leyendo →