Robert Shearman en el Festival Celsius 2016

El autor de Homo homini lupus será escritor invitado en el Festival Celsius

Robert Shearman

Más información del propio Festival Celsius:

Robert Shearman lleva en las venas el arte de contar historias: es guionista, dramaturgo y escritor de relatos fantásticos, extraños y cargados de un humor inquietante. Ha recibido multitud de premios por su labor teatral y radiofónica (su proyecto interactivo “The Chain Gang” de historias breves le valió un Sony Award), pero también es conocido por su trabajo como guionista para Doctor Who ya que fue responsable de reintroducir a los célebres daleks en un episodio («Dalek», 2005) que fue nominado para un premio Hugo. Shearman es un escritor devoto de historias cortas y ha publicado las premiadas recopilaciones Tiny Deaths (2007, World Fantasy Award), Love Songs for the Shy and Cynical (2009, British Fantasy Award), Everyone’s Just So So Special (2011), Remember Why You Fear Me (2012, British Fantasy Award). Como muestra adicional de su continuada presencia en las nominaciones, su última recopilación de relatos, They Do Same Things Differently Here (ChiZine, 2015) fue nominada tanto al Shirley Jackson como al World Fantasy.

En España, Fata Libelli ha publicado en formato digital, como nos tienen acostumbrados, Homo homini lupus: cuentos oscuros de lo humano, una recopilación de alguno de sus mejores relatos, que desbordan imaginación, extrañeza y un puntito de mala leche. Ya antes habían publicado un relato suyo, «Ola de frío» en Saturnalia: cuentos del solsticio de invierno, una recopilación de atípicas historias navideñas. 

Las premisas de sus historias lo dicen todo sobre qué podemos esperar de su lectura: un hombre y un perro comparten habitación en el infierno; unos padres descubren que su hija de dos años está embarazada; un matrimonio se da cuenta de que sus nuevos vecinos, aparte de ser una molestia, escoden un secreto; Papá Noel es un viejo cansado con restos de guisantes entre los dientes. La capacidad para la inventiva de Shearman no tiene límites, y su habilidad para mezclar la ternura con el espanto así como para proyectar una mirada grotesca sobre el mundo y quienes lo habitamos lo han convertido en una de las voces más talentosas del género de terror de los últimos años.”